Have a Nice Mail

Una carta puede cambiar tu día

jueves, 13 de julio de 2017

Chica de Tapa: Nana Cuevas Otonelli

Hoy tenemos el orgullo de presentar en nuestra sección "Chica de Tapa" a una hermosa persona: Nana Cuevas Otonelli. Esta talentosa encuadernadora e ilustradora (pueden seguir su trabajo en Libretas y Demases), nos comparte un poco de ella y de su relación con el Snail Mail. ¿La leemos? 



"Mi nombre real es María Susana pero me dicen Nana, que es como me llamaba mi hermana menor antes de aprender a hablar correctamente. Vivo en 25 de Mayo, mi pueblo natal desde fines de 2015 luego de pasar trece años en capital. Convivo con un ser humano al que amo llamado Alejandro, y dos gatos también amados llamados Feliciana y Nippur. Me dedico a la encuadernación y a la ilustración pero me encanta hacer muchas cosas relacionadas con las labores manuales. Amo desmedidamente el papel y los artículos de papelería y escritura en general".



¿Recordás cuándo fue la primera vez que mandaste o recibiste una carta?
"El primer recuerdo que tengo de haber escrito una carta fue al poquito tiempo de haberme mudado del campo en el que vivía al pueblo. La destinataria fue Valeria, una amiguita de la escuela a la que no volví a ver. Cuando veía los anuncios en las revistas de niños para hacerse amigos por carta me moría de ganas de hacerlo pero nunca me animaba. Luego, en el viaje de séptimo grado conocí a Vicky, una de mis mejores amigas que vivía en otro pueblo de la región. Comenzamos a mandarnos cartas y lo seguimos haciendo hasta que terminamos el secundario y ambas nos fuimos a vivir a Capital Federal. Recibir carta suya era como tenerla cerquita por un momento."


¿Cómo llegaste a Have a Nice Mail?  ¿Qué fue lo que más te gustó de la experiencia?  ¿Qué te gustaría aportar?
"Creo que llegué a Have a Nice Mail a través de la genia de Paos, a quien conocía virtualmente desde antes de Lápiz y Café. No recuerdo a ciencia cierta, pero estimo que habrá compartido algún post y ahí me enganché. Me parece genial la movida de Have a Nice Mail porque estimula e incentiva una actividad hermosa como lo es la del intercambio postal. 
Have a Nice Mail me inspiró inclusive antes de que abrieran la primera convocatoria en la que participé, que fue la del día del amigo del año pasado. Leyendo los artículos del blog me animé finalmente a buscar una amiga por carta de los anuncios. Dentro de Instagram, con el hashtag penpalwanted di con Jenessa, una chica de Finlandia con la que tenemos una hermosa amistad postal.
Volviendo a los intercambios de Have a Nice Mail, tuve respuesta de Alicia solamente, que fue la amiga que me tocó para el primer intercambio. De todos modos, comenzamos a escribirnos con Dana, a quien conocía porque me había comprado un cuaderno hace un par de años y me había caído súper bien. Ella ilustra y hace unos cuadernos preciosos de costura copta además de escribir cartas bonitas. 
Me gustaría aportar algo relacionado con esta movida, stickercitos o una plantilla para hacer el sobre manualmente, no sé, algo por el estilo :)"


Contanos sobre tu actividad de correo con tus amigas:   cómo se te ocurrió, cómo lo pensaste, etc.
Cuando participo de un intercambio postal me gusta tomarme mi tiempo de armar todo el contenido. Es casi como un ritual, cada elemento que compone el envío es importante; la carta, las postales, stickers o detallecitos que incluya, hasta el color de tinta que uso. Me gusta que sea lindo, que sea pensado, que se note que hay mucho tiempo y amor invertidos. 
Charlando del tema con mi hermana más pequeña, me comentó que nunca había recibido ni enviado una carta. Claro, ella creció con la tecnología que acortó distancias y anuló esperas. Pero como no podía creer que no hubiera tenido esa experiencia maravillosa, le escribí no una sino tres cartas hasta que ella me respondió. Ahora solemos intercambiar aunque sea mano a mano, un sobrecito con cartita y pequeños obsequios. 


¿Qué te parece que es lo más enriquecedor de enviar y recibir cartas?
"Creo que además de estimular zonas del cerebro relacionadas con la concentración y la habilidad motora, el escribir cartas tiene varios aspectos enriquecedores. El intercambio postal fomenta la creatividad y ejercita la paciencia. Además, nos permite establecer vínculos con otras personas de una manera mucho más abierta, fluida y cariñosa. El enviar una carta implica una dedicación importante y recibirla genera una sensación de sorpresa y felicidad invaluable. Mayor que ganarse un iPod en un sorteo olvidado. Posta."


Si tuvieras que invitar a alguien que nunca hizo esta experiencia, qué cosas le dirías.
"Le diría que se anime porque el sentimiento que genera el intercambio postal es algo que vale la pena experimentar y que es difícil de expresar en palabras."

¡Muchas gracias Nana por esta hermosa nota!

Pueden seguirla en Instagram en @nanaotonelli

jueves, 6 de julio de 2017

Have a Nice to Meet You: ¡Hay Equipo!

En el ámbito del snail mail, se utilizan mucho las expresiones "correo bonito" o "correo feliz", para referirse a ese sobre que nos entrega el cartero y que en lugar de amargarnos con muchos numeritos impagables, nos alegra el día y nos hace sentirnos como niños abriendo el regalo de cumpleaños.

Pero, después de la experiencia del sábado 24 de junio, resignificamos estas expresiones. 
Porque ese sábado, no sólo conocimos, como queríamos "la cara detrás de la estampilla", sino que compartimos un momento increíble, haciendo algo para otros, sin esperar nada a cambio.

Lo que hicimos fue muy simple: postales y tarjetas coloridas, alegres, que fueran portadoras de todos los buenos deseos que teníamos en nuestro corazón para que sus destinatarios (pacientes oncológicos) se sientan alentados mientras están en tratamiento.
- No les contamos aún públicamente el nombre de la ONG a la que vamos a llevar las tarjetas, porque esperamos autorización para hacerlo -

Alegría en formato de postal, por amor al arte y amor al otro.  
Eso fue el Have a Nice to Meet You.

Hay equipooooo!  PH:  Lila
Hubo risas, muchas.  Hubo niños, dos que compartieron la experiencia con sus mamás, hubo mate, hubo washi tapes, hubo un despelote de papeles, marcadores y sellos, hubo creatividad y sobre todo:  mucha generosidad.

Indispensable
No hace falta que aclaremos que también hubo combustible para todos los paladares... lo importante!

Cada una aportó lo suyo:
*Nana, la "importada" de 25 de mayo, que además de las postales nos habló del Bullet Journal (BUJO); 

-By the way:  visiten su canal en You Tube!-
 Feli, nuevita en el grupo de swaps y experta en sobres que son un primor;
Toti que llegó con washis y más inspiración que Marta Minujín;

Detrás de las washis, están los sobres de Feli, son preciosos y todas nos fuimos con ese regalito.

María Elena que ahora está participando del primer intercambio, pero como si lo hubiera hecho siempre, llegó llena de materiales que compartió amorosamente -y vino en compañía de Pepo un caballerito en envase mini-.

Se viene un muralista...
Lau una doctora corazón de oro, que no se tenía fe y su postales resultaron ser super dulces,  junto a su hijita, que no hizo mil collages y hasta aprendió aprendió a plegar una pieza con Lula, la cebadora de mate oficial... y ahora sensei de origami;

Pleganding (alguien vio esas uñas pintadas?)

Maria Elena rodeada de sellos, Toti concentrada, Lau y Mimí, Lula y Lila
Moni que no puede esconder que es dire de Jardín, y se nota en sus tarjetas tan tiernas -¡yo me quería traer una a casa!-;
Aaaaawww! 
 Lila, que nos contó su experiencia de trabajo en "Donde quiero estar" y nos puso más pilas para seguir trabajando;
Y obvio, Paos y yo... que somos geniales pero no lo vamos a decir porque también somos humildes.

A quienes vinieron, y a todas las personas que se anotaron y no pudieron venir... muchas gracias, pero muchas, muchas, muchas, eh?
Y un agradecimiento muuuy especial a las chicas del Taller De los Suspiros: Lila, Lula y Moni, que generosamente nos prestaron su espacio y coparon trabajando a la par.  ¡Son lo más!

Y para todos los que leen este post, recuerden lo que decía Sta. Teresa de Calcuta:  "No podemos hacer grandes cosas, pero sí cosas pequeñas con un gran amor".
Y eso, siempre, pero siempre, tiene un resultado feliz.

Esperamos que se sumen al próximo Have a Nice to Meet You!

Créditos: 
Las fotos fueron tomadas por Paos, excepto la grupal que la tomó Lila porque alguien tenía que sacrificarse por el grupo.



© Have a Nice Mail Maira Gall.